Actualidad

Una vuelta a Nürburgring con un Mustang de 900 CV…¡haciendo drift!

Ya tiene que ser difícil para el común de los mortales completar, sin estrellarse y a cierta velocidad, una vuelta entera a Nürburgring. Por algo se le conoce como el «Infierno Verde», erigiéndose como uno de los circuitos (si no el que más) más complicados del mundo y destino obligatorio para cualquier amante de la velocidad y las carreras. Puede llegar a convertirse en un infierno incluso para pilotos experimentados. Pero no en esta ocasión para Vaughn Gittin Jr. que ha ido un poco más allá. Porque ha recorrido los 20,7 kilómetros del circuito de Nürburgring Nordschleife con un Mustang de 900 CV…¡haciendo drift!

En otras ocasiones esperamos hasta el final de la entrada para enlazar el vídeo. Hoy no nos hemos podido resistir, porque por mucho que podamos explicar, es algo que hay que ver. Desde luego que Ford no ha escatimado en medios (como tampoco lo hizo para presentar su Ford Fiesta en una mina de sal bajo tierra) para la producción de estos poco más de tres minutos de clip que ponen la espectacularidad de una hazaña de por sí increíble. Se utilizaron para el rodaje seis micrófonos dentro del Mustang para capturar todos sus sonidos únicos y se destruyó un dron durante el rodaje. Además, dice la marca del óvalo azul que es la primera vez que se ha logrado recorrer todo el circuito haciendo drift -que para quien todavía no sepa qué es, se trata de un estilo de conducción consistente en sobrevirar o derrapar de manera que el vehículo forme un ángulo con la dirección de movimiento-. Y nos lo creemos. Porque, para empezar, haría falta un coche muy potente como el utilizado en esta ocasión, un Ford Mustang RTR Drift con motor Ford Performance 5.0 Aluminator XS de 900 CV de potencia.

Se ha necesitado un permiso especial, pues el drift está prohibido en Nordschleife y es la primera vez que se intenta en todo el circuito. Además, cualquiera no podría conseguirlo. Ha sido imprescindible la colaboración de todo un campeón de la especialidad como Vaughn Gittin Jr., habitual participante de pruebas de este tipo, quien declaró que se trataba de pasar «un buen rato, no de batir el récord de vuelta rápida». Aun así, los números asustan un poco. Velocidades superiores a los 240 km/h apurando la sexta marcha en las entradas laterales a las curvas y tres juegos de neumáticos Nitto destrozados, como es lógico. Con ellos se podrían recorrer 144.840 kilómetros en condiciones normales de calle.

«No lo verás en el vídeo, pero me asusté muchas veces. Mi toma favorita del vídeo es cuando, después de un giro de 360 grados, las piedras golpean al dron: no podía ser más perfecta. Una de las partes más locas del vídeo es el salto sobre Pflanzgarten. La velocidad de toda esa parte fue intensa e inmediatamente después de aterrizar tuve que poner el coche de lado para reducir la velocidad y meterme en la afilada curva derecha. No había margen de error. Fue una maldita locura», declaró Vaughn Gittin Jr.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *