Consejos prácticos

Todo lo que necesitas saber si vas a conducir un coche con remolque

Conducir un coche con remolque requiere de ciertas precauciones, en especial cuando circulas en pendiente o un tramo con curvas de poca visibilidad. Por ello, es fundamental adoptar un estilo de conducción concreto y no olvidarnos, bajo ninguna circunstancia, de que llevamos atrás un remolque.

¿Qué es un remolque para coches?

Antes de entrar en materia, es preciso saber a qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de remolque para coches: es un vehículo sin motor diseñado para ser arrastrado por un coche. Se utiliza para transportar carga adicional que no cabe en el coche o que es demasiado grande o pesada. 

Los remolques son útiles para una variedad de propósitos, desde llevar equipaje voluminoso en vacaciones hasta transportar bicicletas, caravanas, embarcaciones de recreo, animales, etc.

¿Cuánto cuesta poner una bola de remolque a un coche?

El precio de instalar una bola de remolque en un coche puede variar dependiendo del tipo de bola de enganche y del modelo del coche (SUV, berlina, monovolumen). De media, el precio de instalación oscila entre 200 y 600 euros, aunque en algunos casos puede sobrepasar los 800 €, en casos concretos como camiones. 

Con el carnet de coche ¿qué remolque puedo llevar?

Si tienes el carnet de coche (categoría B), puedes llevar un remolque ligero cuyo peso máximo autorizado (MMA) no supere los 750 kg. Además, también puedes llevar un remolque que exceda los 750 kg, siempre que la combinación del peso del coche y el remolque no supere los 3.500 kg.

Para remolques más pesados o combinaciones que superen los 3.500 kg, necesitarás una licencia de conducir de categoría B+E o C1+E, dependiendo del peso total.

Tipos de remolques para coches

Existen varios tipos de remolques para coches, cada uno diseñado para satisfacer necesidades específicas.

  1. Remolques de carga: utilizados para transportar diversos tipos de mercancías.
  2. Remolques para bicicletas: diseñados específicamente para llevar bicicletas de manera segura.
  3. Remolques para caravanas: ideales para quienes desean viajar y acampar con comodidad.
  4. Remolques para embarcaciones de recreo: utilizados para transportar botes y otros vehículos acuáticos.
  5. Remolques para transportar animales: equipados para llevar animales de forma segura y cómoda.

Ventajas de usar un remolque

Utilizar un remolque es una gran idea cuando el maletero de tu vehículo no tiene la suficiente capacidad para ese viaje que vas a realizar, pero no solo supone mayor espacio para tu coche:

  1. Versatilidad: los remolques pueden adaptarse a diferentes tipos de carga, desde equipaje hasta vehículos recreativos.
  2. Ahorro de espacio: libera espacio dentro del coche, haciendo los viajes más cómodos.
  3. Flexibilidad: ideal para transportar objetos voluminosos o pesados que no caben en el maletero del coche.
  4. Seguridad: cuando se carga correctamente, un remolque puede proporcionar una manera segura de transportar cargas pesadas sin comprometer la estabilidad del coche.

Cómo conducir un coche con remolque

Conducir un coche con remolque requiere de ciertas habilidades y precauciones adicionales, en especial para garantizar la seguridad vial:

  • Enganche del remolque: verifica que el remolque esté correctamente enganchado al vehículo. Asegúrate de que la conexión sea segura y que las luces y frenos del remolque funcionen correctamente.
  • Distribución de carga: carga el remolque de manera que el peso esté distribuido uniformemente. Coloca los objetos más pesados cerca del eje central para mantener la estabilidad.
  • Neumáticos: asegúrate de que los neumáticos del vehículo y del remolque estén inflados adecuadamente y en buen estado. Los neumáticos desgastados o con presión incorrecta pueden afectar la estabilidad y el manejo.
Un coche circula por la carretera con un remolque
Un coche circula por la carretera con un remolque

Una vez en la carretera, ajusta tu estilo de conducción para adaptarte a las condiciones específicas de manejar con un remolque:

  • Reduce la velocidad y maneja con precaución. Los remolques pueden afectar la aceleración y la capacidad de frenado del vehículo, por lo que es importante mantener una velocidad moderada y aumentar la distancia de frenado.
  • Realiza giros amplios y suaves para evitar que el remolque se balancee demasiado. Evita maniobras bruscas que puedan causar pérdida de control.
  • Usa la marcha correcta para mantener el control y evitar que el motor se sobrecargue, especialmente al subir pendientes o al acelerar después de detenerse.

Recuerda siempre estar atento a las condiciones de la carretera y ajustar tu conducción según sea necesario para garantizar un viaje sin contratiempos.

¿A qué velocidad puede ir un coche con remolque?

La velocidad máxima permitida para un coche con remolque varía según el tipo de vía:

  • En autopistas y autovías: la velocidad máxima es de 90 km/h.
  • En carreteras convencionales: la velocidad máxima es de 80 km/h.

Es crucial respetar estos límites para garantizar la seguridad tanto tuya como de otros usuarios de la vía.

Equipamiento esencial para remolques

Para conducir con remolque de manera segura, es necesario contar con el equipamiento adecuado. Aquí te detallamos los elementos esenciales:

  1. Bola de enganche: es el componente que conecta el remolque al coche, debe estar homologada y correctamente instalada.
  2. Iluminación y señalización: asegúrate de que las luces de freno, intermitentes y reflectores del remolque funcionen correctamente.
  3. Retrovisores suplementarios: son necesarios si el remolque obstruye la visibilidad trasera del coche.
  4. Cinchas y correas: utilizadas para asegurar la carga dentro del remolque y evitar su desplazamiento.
  5. Neumáticos: deben estar en buen estado y con la presión adecuada para soportar la carga.
  6. Sistema de frenado: los remolques más pesados deben contar con un sistema de frenado adicional.

10 Consejos para conducir con remolque

Conducir un vehículo con remolque puede presentar desafíos únicos que requieren precauciones específicas. La Dirección General de Tráfico (DGT) nos recomienda lo siguiente:       

1. Cuidado con la velocidad

Conocer y respetar los límites de velocidad específicos para vehículos con remolque es crucial. Mantén una velocidad moderada que te permita mantener el control del vehículo y reaccionar rápidamente en caso de necesidad.

Turismos con remolque ligeroTurismos con remolque no ligero
Autopistas y autovías9080
Carreteras convencionales8070

2. Asegúrate de que la presión de los neumáticos es correcta

Antes de cada viaje, verifica la presión de los neumáticos tanto del vehículo como del remolque. Neumáticos inflados incorrectamente pueden afectar la estabilidad y el manejo del conjunto. Asegúrate de seguir las recomendaciones del fabricante para la presión adecuada.

3. Aumenta la distancia de seguridad para frenar

Cuando conduces con un remolque, es fundamental incrementar la distancia de seguridad entre tu coche y el vehículo de adelante. El peso adicional del remolque aumenta la distancia de frenado, por lo que es esencial anticipar las paradas y reducir la velocidad gradualmente para evitar accidentes.

4. Subidas y bajadas con mucha pendiente

Subir cuestas con un remolque puede ser desafiante. Para hacerlo de manera segura:

  • En pendientes ascendentes: aprovecha el freno motor y frene siempre con el conjunto alineado. Evita movimientos y frenazos bruscos.
  • En pendientes descendentes: utiliza marchas más cortas para tener reserva de potencia.

5. El peso que puede remolcar tu coche también importa

Antes de enganchar un remolque, es vital conocer el peso máximo que tu coche puede remolcar. Esta información se encuentra en el manual del vehículo y en la placa del fabricante. No exceder este límite es crucial para mantener la estabilidad y evitar daños tanto al coche como al remolque.

6. Ajusta el equilibrio entre el peso de carga y punto de gravedad

La distribución del peso en el remolque es crucial para mantener la estabilidad. Coloca la carga más pesada en el centro y lo más bajo posible para mantener un centro de gravedad bajo. Asegura toda la carga con cinchas y correas para evitar desplazamientos durante el viaje.

7. Los remolques que deben pasar o no la ITV

No todos los remolques están obligados a pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos). Los remolques ligeros, con un MMA (Masa Máxima Autorizada) de hasta 750 kg, generalmente no necesitan pasar la ITV. Sin embargo, los remolques con un MMA superior a 750 kg deben pasar la inspección periódicamente para garantizar su seguridad y cumplimiento con las normativas.

8. Mira que tengas el carné correcto

Es esencial tener el carné de conducir adecuado para remolcar legalmente. Con un carné de coche estándar (categoría B), puedes remolcar un remolque ligero con un MMA de hasta 750 kg. Si el remolque es más pesado o la combinación de coche y remolque supera los 3.500 kg, necesitarás un carné B+E o C1+E, según el peso total.

9. Asegura los remolques no ligeros

Es crucial asegurarte de que tu vehículo y remolque estén adecuadamente cubiertos por un seguro apropiado. Algunas pólizas de seguro de automóvil pueden no cubrir daños causados por el remolque, por lo que es recomendable obtener una cobertura adicional para protegerte contra cualquier eventualidad.

10. Practica, practica y practica antes de conducir

Antes de aventurarte en un viaje largo o complicado, practica maniobras básicas como girar, estacionar y frenar con el remolque. Esto te ayudará a familiarizarte con cómo responde tu vehículo y a ganar confianza antes de enfrentar situaciones más desafiantes en la carretera.

Consejos de seguridad

Al conducir un vehículo con remolque, es fundamental seguir prácticas de seguridad específicas que garanticen un viaje seguro para ti y otros conductores en la carretera. Aquí tienes consejos clave que debes tener en cuenta:

Cómo cargar el remolque de manera segura

Cargar correctamente el remolque es esencial para mantener la estabilidad y el control del vehículo. Sigue estos pasos para una carga segura:

  • Distribución de peso: coloca la carga más pesada cerca del eje central del remolque y asegúrala adecuadamente para evitar movimientos bruscos que puedan afectar la estabilidad.
  • Centro de gravedad: asegúrate de que el centro de gravedad de la carga esté lo más bajo posible para minimizar el riesgo de vuelco. Evita cargar en exceso el remolque más allá de su capacidad recomendada.
  • Equilibrio lateral: distribuye la carga de manera uniforme a ambos lados del remolque para mantener un equilibrio lateral adecuado.

Ojo con las condiciones meteorológicas si llevas remolque

Las condiciones meteorológicas pueden afectar significativamente la conducción cuando se remolca un vehículo. Aquí hay algunas precauciones importantes:

  • Viento: el viento lateral puede empujar el remolque, especialmente en carreteras abiertas o al adelantar grandes vehículos. Reduce la velocidad y mantén un agarre firme del volante.
  • Lluvia y niebla: la visibilidad y la tracción pueden reducirse considerablemente en condiciones de lluvia intensa o niebla. Ajusta la velocidad y aumenta la distancia de frenado para evitar accidentes.
  • Nieve y hielo: las carreteras resbaladizas requieren una conducción aún más cuidadosa. Usa neumáticos adecuados para nieve si es necesario y reduce la velocidad gradualmente al frenar.

Recuerda que si necesitas un coche con mucho espacio, pero no te interesa añadir un remolque al vehículo, en OcasionPlus contamos con distintos modelos con gran capacidad para tus viajes. ¡Aprovéchate de las ventajas de comprar un coche de segunda mano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *