Consejos prácticos

Si no frenas, te freno: la filosofía del sistema de frenado de emergencia (BAS y EBA)

La seguridad vial es una prioridad para todos los conductores, y contar con un sistema de frenado de emergencia eficaz puede marcar la diferencia en situaciones críticas. Tras la entrada de los sistemas ADAS, los sistemas BAS (Brake Assist System) y EBA (Emergency Brake Assist) son tecnologías avanzadas que optimizan la capacidad de frenado del vehículo, asegurando una respuesta rápida y efectiva en momentos de peligro. Estos sistemas, junto con otros como el ISA (Asistente Inteligente de Velocidad) o el Avisador de cinturón en las plazas traseras son algunos de las nuevas funciones que deberán incluir los vehículos nuevos desde julio de 2024

¿Qué es el sistema de frenado de emergencia?

El sistema de frenado de emergencia es una tecnología avanzada diseñada para maximizar la eficacia del frenado en situaciones críticas. Se activa cuando el vehículo detecta una frenada brusca, proporcionando automáticamente la máxima fuerza de frenado posible.

El BAS (Brake Assist System) y el EBA (Emergency Brake Assist) son sistemas que trabajan en conjunto con el ABS (Antilock Braking System) y el ESP (Electronic Stability Program). Estos sistemas aseguran que las ruedas no se bloqueen durante una frenada de emergencia, manteniendo así la estabilidad del vehículo y reduciendo la distancia de frenado.

En situaciones de emergencia, el conductor puede no aplicar suficiente presión sobre el pedal del freno. Aquí es donde el BAS y el EBA entran en acción, detectando la urgencia y aplicando la máxima potencia de frenado automáticamente. Esto es crucial para evitar colisiones inminentes y reducir los riesgos en la carretera

Los coches equipados con estos sistemas ofrecen una mayor seguridad activa, si estás interesado en comprar coches de segunda mano que estén equipados con el algunos de los sistemas ahora obligatorios, la mayoría cuenta con control electrónico de tracción, frenos ABS antibloqueo, dos frenos de disco, etc.

¿Para qué sirve el sistema ADAS?

El sistema ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) es una combinación de tecnologías diseñadas para asistir al conductor en la conducción y aumentar la seguridad. Incluye funciones como el frenado automático, la detección de obstáculos, la alerta de cambio de carril y la asistencia de estacionamiento.

El frenado automático es una función crítica del ADAS. Este sistema detecta obstáculos en la vía mediante sensores y cámaras, y aplica los frenos automáticamente si el conductor no reacciona a tiempo. Esto ayuda a evitar colisiones inminentes y a proteger tanto a los ocupantes del vehículo como a los demás usuarios de la carretera.

¿Qué es el sistema BAS (Brake Assist System) y para qué sirve?

El BAS (Brake Assist System) es un sistema de asistencia de frenado diseñado para detectar cuando un conductor realiza una frenada de emergencia y automáticamente aplicar la máxima fuerza de frenado.

Este sistema monitorea la velocidad y la presión con la que se aplica el freno. Cuando detecta una frenada brusca, interpreta que el conductor está en una situación de emergencia y activa el BAS, incrementando la presión de frenado para reducir la distancia de frenado. Esto es especialmente útil en situaciones donde el conductor no presiona el pedal del freno con suficiente fuerza, proporcionando una respuesta rápida y eficaz para evitar colisiones inminentes.

¿Qué es el sistema EBA (Emergency Brake Assist) y para qué sirve?

El EBA (Emergency Brake Assist) es otro sistema de asistencia de frenado que trabaja de manera similar al BAS. Este sistema también detecta frenadas de emergencia y aumenta la presión de frenado para garantizar una respuesta rápida y efectiva.

El EBA es crucial en situaciones donde el conductor puede no tener el tiempo o la capacidad de reaccionar con la fuerza adecuada en el pedal del freno. Al proporcionar automáticamente la máxima potencia de frenado, el EBA ayuda a minimizar la distancia de frenado y reduce el riesgo de accidentes graves.

El papel del ABS y el ESP en tu coche

El ABS y el ESP son componentes cruciales que complementan el funcionamiento del BAS y el EBA.

El ABS evita que las ruedas se bloqueen durante una frenada intensa, permitiendo que el conductor mantenga el control del vehículo. Esto es especialmente importante en condiciones de baja adherencia, como en superficies mojadas o heladas, donde el riesgo de derrape es alto.

Por otro lado, el ESP ayuda a mantener la estabilidad del vehículo detectando y reduciendo la pérdida de tracción. Cuando el ESP detecta que el vehículo está comenzando a derrapar, aplica los frenos individualmente a cada rueda y ajusta la potencia del motor para ayudar al conductor a mantener el control.

Paso de zebra
Aplica los frenos automáticamente si el conductor no reacciona a tiempo

Estos sistemas son esenciales para una seguridad activa eficaz. En el mercado de coches de segunda mano, la presencia de ABS y ESP puede ser un factor decisivo para los compradores, ya que garantizan que el vehículo pueda manejar situaciones de emergencia con mayor seguridad y control.

Frenada automática y su impacto en la seguridad vial

La frenada automática es una función avanzada del sistema ADAS que contribuye significativamente a la seguridad vial. Este sistema utiliza sensores y cámaras para detectar obstáculos en la carretera y aplica automáticamente los frenos si el conductor no reacciona a tiempo. La frenada automática puede prevenir colisiones inminentes y mitigar los efectos de los accidentes, protegiendo tanto a los ocupantes del vehículo como a otros usuarios de la carretera.

Ventajas del sistema de frenada de emergencia

Las principales ventajas del sistema de frenada de emergencia BAS y EBA incluyen:

  1. Reducción de la distancia de frenado: al aplicar automáticamente la máxima fuerza de frenado en situaciones de emergencia, estos sistemas ayudan a detener el vehículo en una distancia más corta.
  2. Prevención de accidentes: al reaccionar más rápido que el conductor promedio, estos sistemas pueden prevenir colisiones inminentes y reducir la gravedad de los accidentes.
  3. Mejora de la seguridad activa: la integración con otros sistemas como el ABS y el ESP asegura que el vehículo mantenga la estabilidad y el control durante frenadas de emergencia.
  4. Valor añadido a coches de segunda mano: los vehículos equipados con BAS y EBA son más seguros y atractivos para los compradores de coches de segunda mano.

¿Por qué elegir un coche de segunda mano con BAS y EBA?

Elegir un coche de segunda mano equipado con BAS y EBA ofrece varias ventajas significativas:

  1. Seguridad mejorada: Estos sistemas aseguran que el vehículo puede reaccionar eficazmente en situaciones de emergencia, ofreciendo una mayor seguridad vial para el conductor y los pasajeros.
  2. Reducción de riesgos: Al minimizar la distancia de frenado y prevenir colisiones inminentes, estos sistemas reducen el riesgo de accidentes graves.
  3. Confianza en la conducción: Saber que el vehículo está equipado con tecnologías avanzadas de frenado proporciona mayor confianza y tranquilidad al conductor.
  4. Aumento del valor del vehículo: Un coche de segunda mano con BAS y EBA es más atractivo en el mercado, lo que puede facilitar su venta futura.

Cumplimiento con estándares modernos de seguridad: Aunque el coche sea de segunda mano, contar con estas tecnologías asegura que el vehículo cumple con los estándares modernos de seguridad, ofreciendo una protección similar a la de los vehículos nuevos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *