Actualidad

La norma Euro 7 de reducción de emisiones en los coches se retrasa hasta 2027

La nueva norma conocida como Euro 7, que fija los estándares de reducción de emisiones contaminantes atmosféricas procedentes del transporte por carretera, acaba de ser aprobada este miércoles por el pleno del Parlamento Europeo. Esta normativa sobre reducción de emisiones en los coches, será aplicable a vehículos ligeros desde 2027 como habían solicitado los gobiernos  y no desde 2025, que era lo que buscaba Bruselas.

El nuevo acuerdo, que se había alcanzado en el consejo a finales del año pasado, ha salido adelante en el Parlamento con 297 votos a favor, 190 en contra y 37 abstenciones, deberá adoptarse formalmente por parte de los países miembro, para que pueda entrar en vigor.

En el caso de los coches y las camionetas, la reforma se aplicará 30 meses tras su entrada en vigor, es decir en 2027, mientras que para buses, camiones y remolques sucederá lo mismo pero 48 meses después de que entre en vigo, lo que significa que su aplicación se iniciará en 2029.

Las emisiones medias siguen incrementándose por el frenazo a las ventas de los diésel

Los límites de emisiones y las condiciones de prueba establecidos en Euro 6, la norma anterior han sido revisados por la Unión Europea, con miras a acompaña al sector en esta transición hasta 2035, y es por ello que ha establecido límites más bajos en esta nueva norma (Euro 7) para el caso de los vehículos pesados.

A esto hay que sumar que se han incluido límites de emisiones de partículas de frenos (PM10) para coches y furgonetas por primera vez en esta normativa europea, así como requisitos mínimos de rendimiento para la duración de las baterías de los coches eléctricos e híbridos.

Como novedad en esta normativa sobre reducción de emisiones en los coches, destaca la propuesta de un ‘pasaporte medioambiental’ con la finalidad de mostrar de forma detallada toda la información posible sobre la eficiencia de los vehículos, cuando estos sean matriculados, con datos como su consumo de combustible, la autonomía eléctrica o las emisiones de CO2.

Marta Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *