Te interesa saber...

¿Qué documentación del coche tengo que llevar de forma obligada? 

Para conducir por las carreteras españolas es obligatorio llevar una documentación del coche necesaria para evitar problemas con la autoridad, recibir sanciones económicas o retención del vehículo si así lo ordena la policía. De esta mente, te voy a contar que documentación es necesaria llevar siempre en el coche y cuál no es necesaria. De esta manera, si has comprado un coche de segunda mano es necesario que estés atento de haber obtenido toda la documentación necesaria.

Documentación que Sí es necesaria

A continuación podrán comprobar que documentación del coche si es necesaria llevar:

  1. El Permiso de circulación del vehículo: Este documento acredita que un vehículo está matriculado, donde se detallan algunas características del vehículo y la titularidad del mismo. Desde el año 2015, todos los países de la Unión Europea cuentan con el mismo formato en el que se incluye el kilometraje y la tarjeta de la ITV vigente. Este documento es un díptico de color verde, lleva incorporados el escudo de España y la bandera de la UE y está expedido por la DGT. Este documento también se puede visualizar de manera digital en la aplicación móvil MiDGT.
  2. El Permiso de conducir: Es el documento esencial que autoriza a los conductores a circular por las vías públicas, tiene un periodo de vigencia de 10 años hasta los 65 años de edad y luego se tiene que renovar cada 5 años. Además, el conductor deberá solicitar un duplicado en caso de que se haya perdido, deteriorado o si tus datos han cambiado. Este permiso está regido por un sistema de puntos, con el cual todos los conductores parten con 12 puntos y pueden perder puntos en caso de ser sancionado hasta la perdida de todos los puntos y se procederá a tramitar la perdida de la vigencia del permiso.
  3. Tarjeta de inspección técnica: La tarjeta de la ITV acredita que el vehículo ha superado las homologaciones técnicas obligatorias para poder circular por las carreteras de España. Este documento contiene información relevante como la marca, el modelo, la matrícula, la cilindrada, la potencia, las inspecciones técnicas pasadas, el número de identificación del vehículo, el peso y el número de plazas. Dependiendo de la antigüedad del vehículo, los coches deberán actualizar su tarjeta técnica cada 1, 2 años o 6 meses.

Documentación que NO es necesaria

Por otra parte, hay muchos documentos que es necesario tenerlos actualizados, pero no es necesario llevarlos encima a la hora de conducir y son los siguientes:

  1. Papeles del seguro del coche: Desde el año 2008  no es obligatorio llevar la póliza ni el último pago. Un seguro de coche es un contrato que te proporciona protección financiera en caso de accidentes, daños o perdidas relacionadas con tu vehículo. Además, existen diferentes niveles de protección, pero este tipo de seguro debe contener la cobertura básica que exige la ley de España para poder circular por las carreteras. Además, debe incluir asistencia de viaje, defensa jurídica y seguro del conductor
  2. Documento paso del impuesto de circulación: Este documento no es necesario llevarlo en el coche. También conocido como el IVTM, es el impuesto obligatorio que aplica sobre todos los vehículos a motor, permitiéndoles la circulación por las vías públicas españolas. Se paga en el municipio donde esté la dirección fiscal el 1 de enero, debe coincidir con el municipio donde esté empadronado su titular y el coste del impuesto puede variar en cada municipio.

¿Me pueden multar por no llevar documentación del coche?

Las multas por no llevar la documentación del coche pueden ser costosas y es importante estar al tanto de los documentos obligatorios que debemos tener siempre a mano al conducir. De manera que si no tienes el permiso de circulación actualizado puedes enfrentarte a una multa que oscila en los 10 euros y si el vehículo ha causado baja la multa puede llegar a los 500 euros. Si cuentas con la tarjeta de la ITV caducada, la sanción puede llegar a los 200 euros. Si el carnet de conducir está caducado, la sanción alcanza los 200 euros, mientras que si el carnet no está en vigor, la multa puede llegar hasta los 500 euros. En cambio, si circulas sin carnet o con el carnet retirado, la sanción es más grave y podríamos incurrir en un delito penal con sanciones de hasta 6 meses de cárcel.

Además, si circulas por las carreteras españolas sin seguro en tu vehículo, podrás enfrentarte a multas que oscilan desde los 600, hasta los 3.000 euros y la inmovilización inmediata del vehículo.

Nacido en Salamanca. Soy periodista y comunicador audiovisual, ligado siempre al mundo del motor y la actualidad deportiva. Desde muy pequeño, mi pasión ha sido todo lo relacionado con las 4 ruedas y esta fascinación es la que me ha llevado a convertirme en comunicador del mundo del motor

Carlos García

Nacido en Salamanca. Soy periodista y comunicador audiovisual, ligado siempre al mundo del motor y la actualidad deportiva. Desde muy pequeño, mi pasión ha sido todo lo relacionado con las 4 ruedas y esta fascinación es la que me ha llevado a convertirme en comunicador del mundo del motor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *