Actualidad

Nissan Leaf de 48 kwh creado en el tiempo libre de unos ingenieros

Las mejores cosas siempre han surgido en los ratos libres de sus creadores. Hay muchos ejemplos entre los que podemos encontrar el Volkswagen Golf GTi, por ejemplo. Que este tipo de proyectos terminen llegando a ser un éxito es, con toda seguridad, porque han sido creados con más pasión que medios y sin que nadie presionara, sin que tuvieran que cumplir unos tiempos marcados; son trabajos por amor al arte y por el simple placer de hacerlo. En ocasiones las marcas se aprovechan de estos flirteos fuera de horas y obtienen algunos beneficios, aunque en el caso del Golf GTi no podemos decir «algunos» precisamente, sino muchísimos. Pero no es el Golf quien nos ocupa, pese a que se ha realizado igual que este, durante el tiempo libre de unos ingenieros con muchas ganas y amor por su trabajo. Hablamos en este caso del Nissan Leaf.

Unos empleados de Nissan, ingenieros todos ellos, han estado trabajando durante seis meses en un proyecto no oficial, es decir, en el que Nissan no tiene nada que ver, que giraba en torno a un Nissan Leaf de 24 kwh y la participación en las ECOseries. Querían demostrar que podían aumentar la autonomía y la eficiencia en una carrera que premia precisamente eso, la eficiencia. Lo mejor de todo es que este proyecto es español y se ha llevado a cabo en Barcelona, en el Centro Técnico «NTCCE-S» por el equipo llamado «Performance Innovation».

Nissan Leaf 48 kwh

Darío Fernández, Ingeniero jefe del NTCE-S ha comentado:

«Ha sido todo un privilegio trabajar en este proyecto y ver competir en las ECOseries a nuestro prototipo acabado. Todos sentimos verdadera pasión por lo que hacemos y poder trabajar en proyectos de este tipo nos aporta la libertad creativa para ser tan innovadores y avanzados como podamos.

La mejora de la autonomía de la batería es importante para la implantación de los vehículos eléctricos, por lo que este proyecto ha sido una gran oportunidad para usar nuestros conocimientos sobre la tecnología de cero emisiones para ver de qué manera podría aumentarse la autonomía de la batería en esta aplicación concreta».

La transformación del Nissan Leaf ha sido fácil a simple vista, pero compleja en el fondo. Simple porque lo que han hecho para alcanzar los 48 kwh es retirar los asientos traseros y montar otra batería idéntica a la de serie con otros 24 kwh. Con esto han conseguido aumentar la autonomía en un 75%, pasando de los 200 km. teóricos que homologa Nissan, a unos 350 km. Pero es complejo porque no todo es como aparenta, no es simplemente colocar otra batería y listo, sino que hay que coordinar todos los sistemas y controles que han tenido que ser duplicados. No han comentado nada sobre el aumento de peso (o rebaja, quien sabe), ni de las prestaciones ni por supuesto, el tiempo de carga.

Gareth Dunsmore, director de Vehículos Eléctricos de Nissan Europa, ha declarado:

«Como pionera en el mercado de vehículos eléctricos, Nissan ha innovado e impulsado constantemente su tecnología para permanecer a la cabeza del sector de las emisiones cero. Aunque no hay planes de producir este prototipo, sirve como experiencia útil para pensar con originalidad, algo que nuestros ingenieros y diseñadores hacen a diario. El Nissan LEAF de 48 kWh demuestra la pasión de nuestros empleados por su trabajo».

El vehículo eléctrico aún necesita seguir avanzando y Nissan ha anunciado hace poco un Leaf con una batería de 30 kwh, lo que permite tener unos 250-300 km de autonomía y está en pleno desarrollo de la nueva generación del modelo, que promete una batería de 60 kwh, que según se dice, ofrecería una autonomía de 400-450 km en cuyo proceso se aprovechará lo aprendido con este Nissan Leaf ‘español’.

Javi Martín