Actualidad

Mercedes-Benz da marcha atrás y mantiene la producción del Mercedes Clase A

Con una industria automotriz tan cambiante en los últimos tiempos no es de extrañar que los fabricantes deban ser flexibles y adaptarse a los nuevos escenarios, como ha hecho Mercedes Benz al cambiar su decisión sobre la producción de su modelo Mercedes Clase A.

La decisión estratégica tomada por Mercedes-Benz ha sido la de mantener la producción del Mercedes Clase A hasta el 2026, que había previsto hasta ahora, para el próximo año. 

La razón para mantener la producción del Mercedes Clase A

Según los directivos de la marca alemana, esta decisión se debe a una rectificación ante la ralentización de las ventas de los coches eléctricos, que en un principio habría llevado a Mercedes a decidirse por la prematura eliminación del Mercedes Clase A.

Desde Mercedes-Benz apuntan a que el cambio de estrategia a medio plazo, ha sido condicionado por la necesidad de ajustar los planes de la empresa ante la incertidumbre del mercado. Inicialmente esperaban poder realizar una transición total hacia los coches eléctricos para 2023, pero ante el comportamiento de los consumidores han tenido que reconsiderar y marcarse como meta que se solo la mitad de sus ventas sean de vehículos electrificados para esa fecha.

Si bien existen muchas proyecciones sobre lo que se espera del mercado de vehículos eléctricos, el progreso del mismo no está cumpliendo con las expectativas, especialmente de parte de los conductores que no tiene claro todavía realizar el cambio, debido, entre otros motivos, a los precios de los coches eléctricos, su autonomía y las disponibilidad de puntos de carga. Esto sin contar que es un mercado cada vez más competido, como es el caso en Europa, donde precisamente los coches eleectricos chinos están apoderandose de una importante cuota de mercado debido a sus precios.

De hecho el tema de los precios de los coches eléctricos ha sido mencionado por el CEO de Mercedes-Benz, Ola Källenius, reconociendo la necesidad de que los precios actuales sean más similares a los de los coches de combustión. Por lo que cabe esperarse que tarde o temprano los fabricantes consideren tomar medidas al respecto, para contar cada vez con precios más competitivos.

Marta Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *