Actualidad

¡Habrá un Ford Mustang híbrido!

Sabemos que los fabricantes están invirtiendo una barbaridad en desarrollo de vehículos de bajas emisiones y consumos reducidos. La electricidad es la elegida para esta reducción de emisiones asistiendo a los motores de combustión (híbridos) o bien moviendo por sí sola a los vehículos. Hemos visto cómo han llegado a segmentos como el de los superdeportivos y de los vehículos de lujo, aunque también es cierto que estas categorías son las que antes se benefician de los nuevos desarrollos por su elevado coste. Lo que no se esperaba era que la electricidad como fuente de energía llegara a un sector como el de los Muscle Car, donde campan a sus anchas modelos con motores V8 de hasta 7.000 centímetros cúbicos. Y mucho menos se esperaba que el Ford Mustang fuera el primero de todos ellos en equipar un motor híbrido.

Ford ha dado a conocer sus planes para el futuro y es un futuro no muy lejano. La compañía americana ha confirmado un total de 13 nuevos vehículos «electrificados» globales en los próximos cinco años, vehículos que incluyen nada menos que al mencionado Mustang y a otro icono de la marca en Estados Unidos, el Ford F150. Además, también habrá un SUV completamente eléctrico con una autonomía estimada de 500 kilómetros. Y para lograr todo esto, necesitará invertir 674 millones de euros en la ampliación de su planta de producción en Flat Rock Michigan (Estados Unidos), donde se fabricarán estos nuevos híbridos y eléctricos, además del Ford Mustang y el Lincoln Continental, generando por si fuera poco, 700 nuevos empleos directos.

Ford Mustang EcoBoost

Al parecer, todo esto forma parte de un inversión de más de 4.300 millones de euros en vehículos eléctricos de aquí a 2020, unos planes que entran dentro de la visión que tiene Ford sobre ser una empresa de automoción y de movilidad enfocando la electrificación a los modelos de mayor volumen de ventas. Y sí, tanto el Ford F150 como el Ford Mustang suponen unas ventas muy elevadas en Estados Unidos. El Mustang, a nivel de ventas en Norteamérica, podría compararse con las conseguidas por coches como el Volkswagen Golf en Europa. Respecto al pick up F150, sólo decir que se trata del modelo más vendido del mundo. Y sólo se comercializa al otro lado del charco…

Cosas que demuestran que el futuro, al menos el futuro cercano, pasa por electrificar los motores para reducir consumos y emisiones. Está ocurriendo en todas las marcas y pocas rehúsan tener al menos, un híbrido en la gama. Otra opción más que puede darle cierto sentido al «downsizing» famoso, esa reducción generalizada de las cilindradas para contener consumos y que se ha demostrado como peor solución a los motores más grandes. La combinación de estos motores «pequeños» con otro (u otros) eléctrico puede ser una solución acertada.

Ford Mustang V8

Según Raj Nair, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de vehículos y técnico oficial en jefe:

«La estrategia global de vehículos eléctricos de Ford consiste en aprovechar nuestros puntos fuertes. Mientras algunas están enfocadas en cifras y frases de marketing, nosotros estamos enfocados en ofrecer a los usuarios todo lo que les encanta de Ford. Esto significa más capacidad para camionetas, más productividad para vehículos comerciales y mayor rendimiento para vehículos deportivos».

No podemos negar que son planes con mucho sentido y con buenos objetivos, bien pensados, como el lanzamiento en Europa de una Ford Transit Custom híbrida enchufable, que puede resultar muy interesante en repartos y movilidad por ciudad. Pero sabemos cómo es el mercado, sabemos cómo son los puristas y el problema puede ser el Mustang. Ya se puso el grito en el cielo con el lanzamiento de un Mustang con motor de cuatro cilindros, 2.300 centímetros cúbicos y turbo, afirmando que no es un «auténtico» Mustang (y no es el primer cuatro cilindros de la gama) y una versión híbrida puede provocar una avalancha de comentarios y opiniones de toda índole.

De hecho, comentarios ya hay y además, muchos. Los amantes del Mustang, los puristas, totalmente en contra, pero curiosamente hay mucha gente a favor y afirmando que lo ven como un paso lógico. Más aún cuando la versión más vendida del Mustang es precisamente la equipada con motor EcoBoost. Y no, no hablamos de Europa, sino de Estados Unidos. Pero por ahora poco podemos contar sobre esta variante híbrida del Mustang, sin lugar a dudas, la que más dará que hablar. Sólo podemos decir que Ford afirma que tendrá la potencia de un V8 y mejor arrancada. Prueba palpable de que los híbridos no tienen por qué ser lentos. Eso sí, no estará listo hasta 2020.

Javi Martín