Actualidad

Qué es el gestor de carga y por qué su eliminación en España impulsará al coche eléctrico

El vehículo eléctrico en España sigue siendo una asignatura pendiente. O, más bien, la infraestructura para poder utilizarlo. Es cierto que los precios de los vehículos 100% eléctricos sigue siendo excesivamente alto según la mayoría de expertos, teniendo en cuenta las grandes dificultades que hay para cargarlos. Pero sí que están cuajando cada vez más los híbridos enchufables, con motor convencional de gasolina casi siempre, así como otro eléctrico con autonomía ya importante, como es el caso del Mitsubishi Outlander PHEV que acaba de cumplir cinco años, pero cuyos usuarios o posibles compradores siguen teniendo un inconveniente: la recarga eléctrica. Por este motivo, atendiendo a las peticiones de prácticamente toda la industria del automóvil, incluidos fabricantes y patronales, el Gobierno ha eliminado la figura del gestor de carga.

Y…¿qué eso del gestor de carga? Se preguntarán la mayoría. Pues se trata de una figura que se creó allá por el 2011 para la realización de servicios de recarga energética para vehículos eléctricos y se encomendó a sociedades mercantiles. Hasta entonces, las únicas empresas que podían por ley vender energía eléctrica eran las comercializadoras de electricidad, de forma que se estableció esta figura para agentes que, siendo también consumidores, pudieran vender energía para la recarga de vehículos eléctricos. Sin embargo, en la práctica era una enorme barrera que ha dificultado la creación de muchos puntos de recarga debido a la ingente burocracia que había que superar. Así que con la eliminación de esta figura que ha sido derogada mediante el Real Decreto-Ley 15/2018, se pretende incentivar las ventas de vehículos eléctricos y dar un empujón al sector para este tipo de mecánicas llamadas a ser fundamentales a medio-largo plazo.

Se estima que ahora mismo hay algo menos de 1.800 puntos de recarga para vehículos eléctricos repartidos por la geografía española. Muy lejos de los 220.000 que ha marcado la UE como objetivo para 2030. Pero, a partir de ahora, gasolineras, supermercados, parkings y cualquier otra empresa no tendrá que darse de alta como gestor, lo que suponía una normativa «rígida y desincentivadora«, sin que por ello se vea afectada la seguridad, pues las empresas «deberán cumplir con la normativa correspondiente en el ámbito de la seguridad industrial y de las que se llevará un registro de la información para el seguimiento de la actividad por las Administraciones”.

Desde OcasionPlus también aplaudimos la medida de eliminar con el gestor de carga, con el que indudablemente aumentarán los puntos de recarga y el miedo a comprar coches eléctricos de segunda mano (filtra en nuestro buscador por combustible y selecciona eléctricos, híbridos electro/gasolina o híbridos electro/diésel), que se irá paulatinamente reduciendo conforme vaya mejorándose la infraestructura. Por ejemplo, Nissan ya ha anunciado que creará 100 puntos de recarga rápida en el próximo año y medio, que estarán colocados cada 100 kilómetros a lo largo de las grandes autovías, permitiendo recorrer el país de punta a punta, sumados a los otros 100 postes ya existentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: