Fenyr Supersport. W Motors lanza un nuevo modelo

El Salón del Automóvil de Dubái es el lugar donde los modelos más lujosos, potentes, caros y absurdos se dan cita para el deleite de unos pocos. Es la feria del automóvil donde lo obsceno, tanto por caro como por excéntrico, tiene su lugar. Es el salón de los jeques árabes, donde los ricos más ricos de entre todos los ricos del mundo, se pasean mirando por encima del hombro coches como el Ferrari 488 GTB. Allí lo que «mola» son cosas como las creaciones de W Motors, un pequeño constructor de deportivos con sede en la propia Dubái y que ya puso el año pasado sobre la palestra el Lycan Hypersport, un superdeportivo que tenía cosas como unos faros que incluían 420 diamantes auténticos. Allí, en el Salón de Dubai se lleva el postureo. Cuanto más potente, caro, descabellado y espectacular sea, mejor. Como ocurre también con los coches de policía. Solo así se entiende que un coche con faros llenos de diamantes tenga algún sentido. Y lo tuvo, al menos para 100 personas que hicieron su reserva, aunque finalmente solo se fabricaron siete unidades. Para la ocasión, W Motors se ha llevado el Fenyr Spuersport, un aparato con más de 900 CV y 1.200 Nm de par, que pretende sobrepasar en todo al Lycar Hypersport, tanto el precio, como en prestaciones y por supuesto, en unidades fabricadas. Supuestamente es un modelo nuevo, aunque estéticamente, el Fenyr Supersport se parezca muchísimo al Lycan Hypersport. Es casi una evolución de aquel modelo.

Fenyr Supersport

Si bien, se busca el lujo y la ostentosidad con el Fenyr Supersport, W Motors no se la ha jugado así porque sí, estudiando detalladamente la carrocería para que circular a velocidades muy superiores a los 350 km/h no sea un problema. Pero claro, también hay que tener un motor que te permita llegar a esas velocidades y para eso, la empresa con sede en Dubái ha recurrido nada menos que a RUF, uno de los mayores especialistas en Porsche. Tan bueno, que está considerado como un constructor, aunque todos sus modelos se basen en coches salidos de la planta de montaje de Porsche. No extraña por tanto que el motor sea un seis cilindros boxer de cuatro litros biturbo que, como se ha comentado antes, supera los 900 CV y ofrece 1.200 Nm. Y decimos «supera» porque no han dado datos específicos.

En cuanto al resto del modelo, lo típico: chasis tubular de aluminio en lugar de acero, carrocería de fibra de carbono, piel, equipo multimedia de última generación… en principio hay planeadas 25 unidades a un precio superior a los 3,4 millones de dolares que costaba el Lycar hypersport.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A %d blogueros les gusta esto: