DS X E-Tense: asimétrico, eléctrico y 1.360 CV de concept car para 2035

Un sueño, un deseo, una imaginación. Quizá real en 2035. O no. Pero de esas ansias por mirar al futuro, en las que tampoco importa demasiado si realmente se cumplirán los pronósticos, se nutren las marcas para presentar de vez en cuando algún «concept car», es decir, un prototipo que sirve para presentar al público tendencias en tecnología y diseño de futuros automóviles. DS, la marca de lujo de PSA, no ha querido guardar en un cajón su ilusión para dentro de 17 años y nos ha mostrado su DS X E-Tense, que define como el lujo francés para el cliente de 2035, cliente que tendrá gustos diferentes, pero que siempre deseará darse un placer de conducción.

El resultado es un vehículo futurista, asimétrico, eléctrico y con nada menos que 1.360 CV. Quizá suponiendo un mundo sin límites de velocidad, en el que te sientes en el coche y un asistente personal llamado IRIS presentado en forma de holograma controle por completo todas las funciones del vehículo, incluido por supuesto un modo de conducción autónoma. Dice la marca que el DS X E-Tense es la imagen de las aspiraciones del mundo del lujo del mañana, con tecnologías que aún hay que desarrollar, pero bello y humano, sensorial e inspirador.

DS X E-Tense, concept car

Cuesta pensar que en menos de dos décadas podamos tener uno de estos en el garaje de casa. Pero, ¿quién sabe? Soñar desde luego no cuesta dinero. Y eso es lo que han hecho los ingenieros y trabajadores de DS para concebir este prototipo futurista. Cuatro ruedas, un volante y unos pedales seguirán teniendo los coches del futuro. Pero su parecido con lo que ahora disfrutamos, según el fabricante francés, será mera coincidencia. Una puerta para acceder al coche en forma de ala de élitro de fibra de carbono y cuero, un asiento en forma piramidal reclinado recordando al de un monoplaza y delante un volante, elemento emblemático de la pasión automovilística, fabricado en una combinación de cuero, madera y metal.

¿Por qué el DS X E-Tense es asimétrico? Porque es dos vehículos en uno y porque en el lado derecho el conductor ahora es pasajero y se instala en un asiento en forma de ala de pájaro con ventilación, masaje y hasta una máquina de café oculta en un compartimento casi secreto. El espacio interior también es una especie de burbuja acústica con sonido perfeccionado, en cuyo suelo hay un vidrio transparente con propiedades electro cromáticas, lo que permite ver la carretera desfilar bajo el vehículo (¿como los Picapiedra?), todo ello en tonos azul marino y rojo que suavizan las luces exteriores.

DS X E-Tense, concept car

Ligero como una pluma y tan silencioso como un soplo de aire. Gracias, en parte, a un motor como no podía ser de otra forma 100% eléctrico que entrega en este sueño una potencia de 400 kW (540 cv) en el modo circulación de calle. Porque lo que vendría a ser su modo Sport es brutal. Hasta 1.000 kW (1.360 cv) para poder aprovechar una suspensión creada por DS Performance, el equipo técnico que está detrás del programa de la Fórmula E, así como la ligereza del chasis de fibra de carbono.

Tampoco hace falta ser un experto conductor. Un perfeccionado sistema informático se encarga de optimizar el rendimiento, sea cual sea la superficie por la que se circule y controlar en todo momento la frenada o la adherencia. ¿Y en el hipotético caso de que estrellemos este prodigio de la invención? Pues no te preocupes que no haría falta pasar por el taller. La carrocería utiliza nuevas tecnologías para, en caso de choque, recuperar su forma original. Y si hablamos de confort, cuenta con una capacidad de refrigeración que se ajusta a las necesidades de los ocupantes, el vehículo y su entorno. Pero esto casi lo damos por supuesto. ¿No te gustaría ser rápidamente transportado a 2035 para poder conducir semejante creación?

Fuente: DS Automobiles

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: