Cómo transportar el equipaje fuera del maletero y conducir con un remolque

Como cada 15 de agosto, festivo a nivel nacional, se prevén numerosos desplazamientos de corto recorrido. Y coincidiendo con el cambio de quincena, también el día en que muchos comienzan sus vacaciones en las que poder practicar su deporte preferido. Siempre está la opción de alquilar el equipo necesario en el destino de vacaciones, pero muchos otros no dudan en transportar su equipaje habitual para practicar dichos deportes fuera del maletero de su coche de ocasión, ya que en el mismo van todas las maletas ya cargadas. Es entonces cuando entran en juego las bacas o portaequipajes, es decir, los soportes que tienen en el techo algunos vehículos y los remolques, en los que se pueden llevar embarcaciones de recreo, animales, motos, quads y, por supuesto, caravanas, que no dejan de ser remolques en sí mismo. Por ello queremos ofrecerte una guía definitiva, cortesía de ALD Automotive, para saber cómo transportar este tipo de equipaje sin incumplir la normativa.

La baca es ideal para transportar el equipaje más voluminoso

El equipaje en las bacas del techo

  • Bacas: estas barras de techo deben estar homologadas, algo que en los coches nuevos que las llevan se da por hecho, además de convenientemente colocadas y sujetas. En todo caso, los bultos no pueden sobresalir más allá de los límites del vehículo, mientras que es conveniente colocar los objetos pesados en la base y los menos pesados en la parte superior, con el objetivo de que el centro de gravedad del coche no se eleve demasiado.
    Las bicicletas son el equipaje perfecto para ir fuera del maletero
  • Bicicletas: si no caben en el interior del vehículo porque llevamos ya demasiado equipaje, hay dos opciones. Por un lado está la posibilidad de transportarlas en la baca, en cuyo caso deben estar perfectamente sujetas sin impedir la visibilidad de la matrícula o de las luces y sin sobresalir más de un 10% de la longitud del coche, tanto por delante, como por detrás y por los lados. La otra opción es acoplar un enganche especial a la bola trasera o disponer de un soporte especial lo que permite transportar varias bicicletas.
  • Tablas de surf: tienen grandes dimensiones, pero lo más cómodo y seguro es apilarlas en la baca del techo, siempre y cuando no sobresalgan ese 10% que es obligatorio para cualquier tipo de equipaje. Además, hay que cerciorarse de que estén perfectamente amarradas con cuerdas o cinchas y es recomendable cubrirlas con una lona para que no se dañen.

Todo el equipaje que no cabe en el maletero, al remolque

La normativa actual dice que para llevar un remolque ligero no se necesitan permisos especiales al margen del carnet tipo B. La cosa se complica si el remolque pesa más de 750 kg. y se combina con un vehículo de hasta 3.500 kg, siempre que no se superen los 4.250 kg., en cuyo caso se necesita el permiso B con autorización B-96. Por su parte, para un remolque de hasta 3.500 kg. llevado por un vehículo tractor del mismo peso, se necesita el permiso B+E. Estas mayores exigencias se deben a que la conducción con remolque es sensiblemente diferente a la habitual, incluyendo cambios de normativa como límites de velocidad, distancia de seguridad o presiones de los neumáticos. En la mayoría de casos se necesita una bola trasera que, ademas, tiene que estar homologada:

Las bolas traseras sirven para llevar equipaje adicional y remolques

  • Embarcaciones de recreo: el peso de la embarcación afectará al tipo de permiso requerido. Para sacar la embarcación del agua, lo más recomendable es aparcar el vehículo en la orilla con las ruedas traseras del remolque sumergidas incluso en el agua. Después hay que colocar bien la embarcación en el remolque y asegurarla para que no tenga balanceos durante el viaje.
  • Motos y quads: se pueden transportar en remolques, asegurándose de que estén bien centrados para no descompensar el peso. También hay que fijar el vehículo con cinchas, tensándolas y pasándolas por la horquilla, el chasis, el basculante, la llanta delantera y las defensas.
  • Animales: en el caso de los perros no es necesario, ya que pueden ir perfectamente en el interior del vehículo con rejillas divisorias o dentro de transportines, pero si se trata de animales de mayores dimensiones como caballos o animales de caza, se requiere de remolques especiales enganchados a la bola que se han de señalizar con la señal V-20.
    Descubre cómo viajar con el equipaje en la baca y con remolques de caravanas
  • Caravanas: son remolques en sí mismos, pero hay que tener cuidado de repartir correctamente la carga, siempre con un poco más de peso en la parte delantera. En el momento de partir, lógicamente hay que quitar el freno de estacionamiento de la caravana y, si es posible, incorporar en el coche retrovisores suplementarios para alcanzar las dimensiones totales del conjunto de vehículo más remolque.

Fuente: ALD Automotive

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: