Cómo quitar el hielo del parabrisas durante el invierno

El viernes 21 de diciembre de la próxima semana comienza oficialmente el invierno. Aunque, como es lógico, llevamos ya semanas conviviendo con bajas temperaturas, sobre todo nocturnas, que pueden afectar a la conducción. Las placas de hielo son una de las situaciones más peligrosas que existen al volante y, para ello, se esparce sal por las carreteras cuando las temperatura oscilan en los grados bajo cero. Pero hay otra situación mucho más común y que no requiere de temperaturas tan extremas, como es el hielo del parabrisas, que es necesario quitar antes de comenzar la conducción y no esperar a que la calefacción y los limpiaparabrisas hagan su efecto. Por eso, vamos a hablar hoy en el blog de OcasionPlus sobre cómo quitar el hielo del parabrisas y los errores que se suelen cometer al realizar esta operación.

Comenzaremos diciendo lo que no hay que hacer para quitar el hielo del parabrisas, porque además se trata de un error bastante extendido, según explican desde Carglass. Hablamos de echar agua muy caliente o poner la calefacción muy fuerte dentro del coche, cosas que nunca hay que hacer. En ambos casos se produce un cambio brusco de temperatura, lo que puede provocar su rotura, más si cabe cuando el parabrisas tiene algún impacto, por pequeño que este sea. Para muestra un ejemplo. A temperatura de -10º C en el exterior, ocho de cada diez parabrisas se rompen en menos de cinco minutos si se enciende la calefacción, bajando el porcentaje al 70% en caso de estar a -5ºC y al 59% cuando hay 0ºC. Y el efecto es aún mayor si se echa agua caliente.

De ahí que lo primero que haya que hacer para quitar el hielo del parabrisas es retirar la mayor parte del mismo con una rasqueta de plástico o de metal, cuyo coste es muy bajo. No obstante, otra opción es rociar el cristal con alcohol, cuyo efecto es similar al que conseguiríamos echando agua caliente, pero sin el cambio brusco de temperatura que podría provocar su rotura. Además, no hay que perder de vista el mantenimiento del sistema. No solo hay que rellenar el depósito del líquido limpiaparabrisas con agua, sino que también hay que rellenar un tratamiento específico repelente de mosquitos e insectos, pero que también está pensado para evitar que se congelen los manguitos y se obstruyan los pulverizadores a bajas temperaturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: