Consejos prácticos

Cómo llenar el maletero en vacaciones y no morir en el intento

Hace tres meses o más que tenemos el alojamiento reservado, otros tantos días de planificación de actividades que hacer en nuestro destino turístico, comprobada la ruta más rápida y si vamos a ir por el peaje y la última semana nos afanamos en poner en una lista todo lo que nos vamos a llevar. Llega la hora de hacer las maletas, algo que a poca gente gusta, pero en lo que hay que esmerarse si no queremos que la ropa llegue con más arrugas de las que tiene al salir de la lavadora. Pero casi aún más difícil es completar el puzzle del equipaje en el maletero. Varias maletas, colchones hinchables para la playa, cochecito para el bebé, paraguas por si acaso, sillitas para la playa y juguetes que no falten. Acertar a la primera es prácticamente imposible. Solo a base de varios intentos conseguimos encajarlo todo. Aún así, queremos darte algunos consejos cortesía de Seat sobre cómo llenar el maletero en vacaciones y no morir en el intento:

  1. Menos es más. Parece una obviedad pero en los preparativos de las vacaciones hay que saber escoger qué llevarnos. Aline Lau, primera consultora oficial en Europa de Marie Kondo y célebre autora de libros sobre el orden como filosofía de vida, recomienda «hacer una lista y visualizar cómo queremos que sean nuestras vacaciones ideales. Solo así cogeremos lo que realmente nos será útil». Añadimos que hay que establecer prioridades entre lo imprescindible, lo recomendable y lo prescindible, que solo habrá que llevar si nos sobrara sitio. Y un apunte: hay que tener en cuenta si vamos a traer regalos o algo más de equipaje en la vuelta para dejarles hueco.
  2. Ordenar por categorías. Maletas por un lado, accesorios por otro, juguetes como hinchables siempre plegados en un compartimento aprovechando el espacio libre…clasificar por categorías lo que previamente hemos escogido para llevarnos en verano puede simplificar la tarea de llenar el maletero en vacaciones.
    Cómo llenar el maletero en vacaciones
  3. La ropa guardada enrollada y vertical. Probablemente nunca lo hayas hecho así. Vas doblando la ropa en la maleta y la vas colocando lo mejor que puedes. Sin embargo, todo será más sencillo si enrollas cada pieza de ropa y la pones en vertical. Con este sistema, el volumen es claramente inferior, por lo que todo cabe mejor y, además, está visible a simple vista para coger lo que se necesite en cada momento en el destino de vacaciones.
  4. Aprovechar el interior del coche. Siempre partiendo de la premisa de que nada en el interior del habitáculo puede ir suelto, ni en los asientos ni en la bandeja trasera, se pueden aprovechar los diferentes compartimentos del coche para guardar los objetos más necesarios tales como pañuelos, bebidas, comida o incluso botiquín para tenerlos a mano en todo momento, además de ganar espacio en el maletero en vacaciones para otras cosas.
    Consejos para llenar el maletero en vacaciones
  5. Los últimos serán los primeros. Este dicho tradicional español es perfectamente aplicable al maletero. Las maletas más pesadas han de ir abajo y lo más atrás posible, mientras que también hay que tener en cuenta lo que vamos a necesitar primero, para dejarlo en la zona más accesible y, a ser posible, con las asas hacia arriba. El ingeniero de Seguridad Pasiva de Seat, Javier Delgado, advierte de que «si no ponemos correctamente los paquetes o los fijamos bien, un frenazo o una maniobra brusca pueden provocar que se desplacen o puedan salir despedidos comprometiendo nuestra seguridad». Solo hay que echar un vistazo a las cifras. «Circulando a 100 km/h, en caso de frenazo brusco, un paquete de 30 kg. podría convertirse en uno de 90 kg., multiplicando su peso por tres».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *