Consejos prácticos

¿Cómo es la correcta circulación en las rotondas?

Las rotondas son intersecciones en circulación circular que permiten el cruce de diversas  vías para la incorporación de coches de forma ordenada y segura. La circulación dentro de una rotonda puede resultar complicada para algunos conductores, pero en realidad manejan una lógica muy sencilla que te permitirá evitar multas o accidentes, independientemente del número de carriles o salidas que conformen la rotonda. Además, el objetivo de la circulación en las rotondas es mejorar la fluidez de la circulación del tráfico y evitar los accidentes, pues diversos estudios avalan que la conducción en rotondas es más dinámica y segura que un cruce convencional equipado con señalización luminosa.

La circulación en las rotondas con diferentes líneas sigue el mismo método que la circulación convencional de una carretera de dos carriles. De esta manera, la circulación en las rotondas tendrás que respetar tres normas básicas:

  • La primera aboga por el respeto de prioridad de los vehículos que ya se encuentra en el interior de la rotonda, pues te estarías incorporando a un nuevo carril y deberás respetar a los conductores que circulan por dicho carril. 
  • Solo podrás salir de la rotonda si circulas por el carril derecho, pues si te encuentras en el carril más interior, estás invadiendo el carril derecho para abandonar la rotonda. 
  • De esta manera, si circulas en una rotonda en su carril interior, tendrás que cambiarte al carril derecho con previsión, siempre utilizando los intermitentes e indicaciones correspondientes de cambio de carril y posteriormente incorporarte a la nueva vía de circulación.

¿Cuáles son los accidentes más comunes en la circulación en las rotondas?

En España, la Dirección General de Tráfico registró un total de 58.581 heridos en accidentes de circulación en las rotondas, lo que supuso un 11,7% del total de las víctimas en total de los siniestros en todo el año 2023. Además, de estos incidentes, 317 supusieron siniestros mortales, es decir, un 30,2% del total de los 1048 siniestros mortales acontecidos en las carreteras españolas en el año 2023. 

En términos generales, los datos de siniestralidad mostraron un empeoramiento en el número de accidentes en la circulación en rotondas. Además, las provincias con una mayor tasa de siniestros en rotondas se sitúan en Valencia, Alicante y Castellón, posicionándose la Comunidad Valencia como la más peligrosa en temas de circulación en rotondas.

Lea también: Señales de balizamiento: ¿Qué son y como se respetan?

Asimismo, los motivos más comunes en los siniestros en la circulación en rotondas son los siguientes: 

  • No ceder el paso a los vehículos que ya se encuentran dentro de la rotonda y tienen preferencia para circular por el carril.
  • No utilizar de forma correcta los intermitentes para señalizar un cambio de carril o maniobras de entradas y salidas de la rotonda.
  • No circular por el carril correspondiente al momento de tomar una salida o cambiar de carril dentro de la misma rotonda sin tomar las medidas necesarias.
  • Cruzar en línea recta la rotonda sin seguir el sentido de la circulación, sin realizar las señalizaciones pertinentes y sin respetar la prioridad de circulación.
  • No respetar la distancia de seguridad con el vehículo de delante o adelantar en plena rotonda.
  • Las distracciones es uno de los factores más importantes como causa de un accidente en la circulación en las rotondas, pues deberás estar atento en de la circulación de la vía en la que circulas y el tráfico que se encuentra dentro de la rotonda.

¿Qué tipo de rotondas hay en España?

En España existen diferentes tipos circulación en las rotondas e intersecciones de diferentes vías. Cada tipo de rotondas suplen unas necesidades en concreto que permiten la circulación de forma segura, ordenada y dinámica: 

  • Rotonda clásica: Este tipo de glorieta está formada por uno o más carriles, son las más utilizadas a nivel nacional y cuentan con una metodología ya explicada en este artículo.
  • Turborotonda: Un tipo de glorieta con varios carriles que se bifurcan en la entrada y la salida de la rotonda y cada línea te conduce a una salida diferente de la rotonda. Dentro de la rotonda no está permitido cambiar de carril y se debe elegir el adecuado antes de incorporarte en la glorieta. En general, si optas por el carril derecho tomarás la primera salida o seguirás recto, mientras que si eliges el carril izquierdo podrás girar a la izquierda o realizar un cambio de sentido.
  • Rotonda partida: Similar a la rotonda clásica, pero en esta ocasión está divida por la carretera en dos secciones para agilizar el tráfico que circula recto. Puede contar o no con señalización, de manera que si no la cuenta, la circulación se regirá igual que en una rotonda clásica.

Nacido en Salamanca. Soy periodista y comunicador audiovisual, ligado siempre al mundo del motor y la actualidad deportiva. Desde muy pequeño, mi pasión ha sido todo lo relacionado con las 4 ruedas y esta fascinación es la que me ha llevado a convertirme en comunicador del mundo del motor

Carlos García

Nacido en Salamanca. Soy periodista y comunicador audiovisual, ligado siempre al mundo del motor y la actualidad deportiva. Desde muy pequeño, mi pasión ha sido todo lo relacionado con las 4 ruedas y esta fascinación es la que me ha llevado a convertirme en comunicador del mundo del motor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: