Actualidad

Una ciudad piloto en Silicon Valley y cambios normativos: el coche autónomo, cada vez más cerca

Que el futuro no muy lejano de la automoción pasa por coches eléctricos está bastante claro. Y que, además, esos coches eléctricos muy probablemente serán autónomos, llegará antes o después. Vistos los increíbles avances y proyectos de los que vamos a hablar en este reportaje, diríamos que más antes que después. Por ejemplo, Audi y Huawei (empresa china de alta tecnología) acaban de firmar un contrato de colaboración para desarrollar tecnologías de conectividad inteligente que serán una parte clave para el desarrollo del coche autónomo. Hace relativamente poco eso del coche sin conductor nos podía parecer muy lejano, pero nada más lejos de la realidad. Se entiende que eliminando gran parte del factor humano, el número de accidentes mortales en las carreteras descenderá drásticamente. Así que no solo las marcas apuestan ya por el coche autónomo, sino que los propios gobiernos nacionales impulsan normativas que favorezcan su uso y desarrollo cuanto antes.

Si hablamos de marcas, se acaba de anunciar que Bosch y Daimler (propietaria de Mercedes), con la colaboración también de Nvidia (empresa estadounidense dedicada al desarrollo de unidades de procesamiento gráfico), han elegido una importante urbe en Silicon Valley para convertirla en la primera ciudad piloto de pruebas de conducción autónoma. Y no estamos hablando de un proyecto a diez años. Ni mucho menos. Será en la segunda mitad de 2019. En poco más de un año. Concretamente, consistirá en ofrecer un servicio de transporte con vehículos autónomos en rutas seleccionadas, con el objetivo de demostrar cómo los servicios de movilidad, especialmente los de uso compartido de automóviles (car2go), recogida de pasajeros (mytaxi) y las plataformas multimodales (moovel), se pueden conectar de forma inteligente para dar forma al futuro de la movilidad.

ciudad piloto en Silicon Valley para el coche autónomo

La idea es que el vehículo llegue al conductor, no el conductor al vehículo, como hasta ahora. Así, dentro de un área definida de esta ciudad piloto en la californiana Silicon Valley, los usuarios podrán solicitar cómodamente un automóvil compartido o un vehículo que se mueve sin un conductor. A largo plazo las ventajas son evidentes. Mejora en el flujo de tráfico de las grandes ciudades, mejora notable de la seguridad en carretera y, en definitiva, proporcionar los cimientos sobre los que funcionará el tráfico en el futuro. Por no hablar del aumento del uso compartido del automóvil, el aprovechamiento del tiempo en el vehículo y la apertura de nuevas oportunidades de movilidad para aquellos que no disponen de un permiso de conducir.

Así se preparan los países desarrollados para la inminente llegada del coche autónomo

Y diréis, eso está muy bien. Una ciudad preparada ex profeso para el coche autónomo. Pero, ¿qué hay de las ciudades reales? ¿De las Singapur, Ámsterdam, Florida, Goteborg o Madrid? Pues que tampoco hay tanta diferencia como podría pensarse. Teniendo en cuenta que uno de los aspectos más complejos de solucionar del coche autónomo es el conjunto de normas que regulen su funcionamiento en las vías públicas o determinen la responsabilidad en caso de siniestro, hay una serie de países que ya han tomado la iniciativa para acelerar el desarrollo de esta tecnología y que llegue lo antes posible al gran público. Quizá no de forma inminente, pero sí bastante cercana.

Dos países sobresalen por encima de todos. Holanda y Singapur. En el caso del país europeo, un estudio elaborado por la consultora KPMG sostiene que es el más preparado en la actualidad, no solo por ser el primero en aprobar en 2015 las primeras pruebas de esta tecnología en las vías públicas, sino porque ya tiene en marcha el primer autobús autónomo del mundo, en Gelderland, y además ya dispone de cerca de 30.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos y está trabajando para adaptar para los coches autónomos más de 1.000 señales luminosas. Por su parte, el gigante económico del sudeste asiático es el que tiene la legislación más avanzada, ya que ha aprobado que un vehículo a motor no requiere de conductor humano y está muy cerca de implantarse  l sistema de taxis autónomos NuTonomy, que lleva probándose desde 2016 con interesantes resultados.

La llegada del coche autónomo es inminente

El tercer país mejor preparado, según KPMG es Estados Unidos. Nada menos que en 33 estados ya se realizan pruebas con coches autónomos con conductor en las vías públicas, mientras que California y Arizona permiten pruebas con vehículos sin conductor. En California, precisamente, es donde se han producido los dos accidentes de coches Tesla con el piloto automático activado. Y mucho más cerca, en países de nuestro entorno como Suecia, Alemania o Reino Unido, también nos llevan la delantera en este asunto.

El coche autónomo en España

Porque en España el coche autónomo tiene luces y sombras. En el estudio de KPMG, nuestro país ocupa el puesto 15º, gracias a que desde 2015 se permite realizar pruebas en vías públicas y en 2017 se aprobó un plan de innovación que incluye la planificación estratégica de redes 5G en carreteras y ferrocarriles, así como la estandarización técnica, desarrollo del marco legal y desarrollo de un libro blanco sobre la ética del vehículo autónomo, todo ello con miras al año 2020. Sin embargo, las sombras son importantes. Principalmente por la ausencia de tecnología y patentes, así como de puntos de recarga y una baja cobertura 4G. ¿Hacemos apuestas? ¿Cuándo creéis que disfrutaremos del coche autónomo?

Carlos Castro

Fuentes y fotos: Carglass, KPMG, Mercedes-Benz España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *