Te interesa saber...

Cinco errores a evitar al usar el aire acondicionado en verano

¿Sabías que conducir con 35º en el habitáculo implica reaccionar un 20% más lento que otro conductor que lo hace a 25º? ¿O que es el equivalente a conducir con una tasa de de alcohol en sangre de 0,5 gr/l? Lo primero puede ser más entendible. Pero lo segundo cuanto menos es sorprendente. De ahí que el aire acondicionado, además de ser un importante elemento de confort durante los meses de más calor de verano, también sea un elemento de seguridad en la conducción. Por eso desde Seat han querido concienciar a los conductores de la importancia de mantener fresco y ventilado el habitáculo repasando, de la mano de Ángel Suárez ingeniero del Centro Técnico de la firma de Martorell, los cinco errores más frecuentes a evitar cuando usamos el aire acondicionado:

  1. Poner el aire acondicionado al máximo nada más entrar. Es, quizá, el más frecuente. En la calle hace un calor sofocante y estamos deseando meternos en el coche para refrescarnos. Y cometemos el error de encenderlo al máximo, cuando dentro del habitáculo puede haber casi 60º. Haciendo esto solo retardaremos el tiempo para conseguir bajar la temperatura general. En su lugar, lo ideal es «abrir las puertas y las ventanillas y ventilar el habitáculo, durante un minuto, antes de activar el aire acondicionado», recomienda Suárez para rebajar de manera natural la temperatura del interior. Pasado ese minuto, aunque sea algo más sufrido, podremos activar el sistema de climatización con mejores resultados.
  2. No encender el aire porque la mañana es fresquita. Hay quien sigue prefiriendo viajar por la mañana o incluso de madrugada para evitar el calor o el sol de cara. Pero, indudablemente, hoy el aire acondicionado viene de serie en todos los coches y no es como en los años 80, que era mucho más raro de ver. Aunque las temperaturas al amanecer sean más agradables, el experto de Seat Ángel Suárez aconseja «activar el aire acondicionado del coche, aunque sea con la temperatura más alta», para evitar que los cristales se empañen cuando se eleve la del exterior.Hay que colocar las rejillas del aire acondicionado hacia arriba
  3. Enfocar directamente los difusores hacia la cara o el cuerpo. Está demostrado que la acción directa del aire acondicionado sobre el cuerpo no es precisamente beneficiosa. Además, tampoco es lo más adecuado para conseguir un reparto adecuado del aire. Por eso desde la marca española se recomienda tener los difusores hacia arriba, para lograr que el aire se reparta por todo el habitáculo y llegue a todos los pasajeros. Se acabó aquello de decirle al conductor: ¡Sube el aire, que no me llega!
  4. Mantener activado el botón de recirculación del aire. Siempre y cuando el vehículo tenga la opción «Auto», es recomendable tenerla activada, ya que autorregula la temperatura interior y ayuda a que el flujo sea más homogéneo. Es lo contrario que tener pulsado el botón de recirculación, que «favorece que los cristales se empañen», según Suárez.Activa la opción "Auto" del aire acondicionado
  5. Descuidar el mantenimiento del aire acondicionado. El sistema de climatización es uno de los más complejos del vehículo. Seat desvela que se invierten nada menos que tres años en desarrollar el sistema de refrigeración de cada modelo, estudiando la geometría de los conductos, las rejillas en 3D y haciendo simulaciones para predecir cómo fluirá el aire dentro del coche. Como las ruedas, el aceite o el líquido de frenos, es un sistema que necesita de su propio mantenimiento como, por ejemplo, cambiar los filtros cada 15.000 o 20.000 kilómetros, es decir, en cada temporada de verano. Siempre y cuando, claro está, no vayas descapotado.

Fuente: Seat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *