Actualidad

Chevrolet finalmente se ha ido de Europa

Hace unos tres años, en 2013, General Motors anunció algo que dejó a muchos sorprendidos, bueno, a casi todos: Chevrolet abandonará Europa antes de 2016. Después de todo lo invertido, del trabajo que llevaron a cabo para establecer en el Viejo Continente, de ofrecer una buena red de puntos de venta y de posicionarse como un producto acorde con los gustos europeos, se marchan.

La razón principal que esgrimieron para esta casi espantada de Europa era que los modelos de Chevrolet hacían demasiada competencia interna con los de Opel debido al menor precio. Además, también dijeron que aprovecharían para potenciar los productos de Opel y reforzarían la presencia de Cadillac para poder luchar en condiciones con marcas como Mercedes o Audi, aunque tanto los Corvette como los Camaro seguirán teniendo presencia en Europa.

Pues bien, finalmente, el día 31 de diciembre terminaron con el stock que tenían en Europa y tras recoger los bártulos, Chevrolet no volverá a vender modelos nuevos en nuestro mercado aparte de los mencionados Corvette y Camaro. No obstante, todos aquellos propietarios de un modelo de Chevrolet no deben preocuparse, pues solo en España hay 100 talleres especializados para operaciones de mantenimiento y reparaciones, en su mayoría de firmas pertenecientes a General Motors, como puede ser Opel. Además, están obligados a garantizar repuestos durante los siguientes 10 años a la última venta de un modelo, es decir, que si el día 31 de diciembre vendieron el último Chevrolet Cruze, están obligados a tener repuestos para ese coche hasta 2025. Por otro lado, todas las garantías y compromisos contraídos por el concesionario que vendió el modelo siguen inalterados hasta la finalización pactada desde un principio.

Cadillac CTS-V

En cuanto a Cadillac, se lanzarán nuevos motores diésel, pero no estarán disponibles hasta 2019, quizá demasiado tiempo en un mercado como el europeo donde los diésel mandan, además, también tienen que ampliar la red de concesionarios pues únicamente cuentan con siete tiendas en toda España, lo que representa un buen escollo. Lo mejor que podrían haber hecho era transformar los concesionarios Chevrolet en Cadillac y asi aprovechar todo el trabajo que habían hecho hasta el momento.

Por ahora, se espera la llegada a Europa este mismo año del brutal Cadillac CTS-V, con motor V8 de 6,2 litros y 650 CV, que no es un modelo para todos los bolsillos y estará destinado a luchar con nombre como Mercedes-AMG, BMW Motorsport o Quattro GmbH. Tampoco lo era el cadillac ELR y fue una decepción

A %d blogueros les gusta esto: