Cambios en el carné por puntos para reducir los 1.830 fallecidos de 2017

La llegada del nuevo Gobierno socialista de Pedro Sánchez ya deja varios titulares con respecto al mundo del motor. Del primero ya hablamos, de la más que probable subida del precio del diésel para equipararlo al de la gasolina, a pesar de que varias asociaciones del sector ya se han mostrado reticentes a la medida, mientras que la segunda gran noticia la dejaba el nuevo director de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, en su última comparecencia para hacer balance de siniestralidad del pasado año: «Vamos a actualizar el carné por puntos. Después de 12 años, mi manual dice que hay que parar, hacer un balance y aprovechando la experiencia acumulada actualizarlo, retocarlo, para darle un nuevo impulso», anunció Navarro.

Se desconocen aún las medidas concretas que se implantarán, pero sí se conocen las líneas maestras de la actualización. Las infracciones menos frecuentes y que, en todo caso, no sean causantes directas de la siniestralidad, verán reducidas sus penalizaciones en el carné por puntos. Pero todo lo contrario ocurrirá con las más repetidas, peligrosas y que causen más muertes. Y en este punto hay que hacer mención al uso del teléfono móvil al volante, cuya utilización vuelve a ser bastante habitual, no tanto para llamar, sino para «wasapear» mientras se conduce, algo admitido por un 43% de jóvenes, según una encuesta realizada el pasado año por la DGT.

Actualmente, el importe de una sanción por una infracción de este tipo se eleva a unos 200 euros, con posibilidad de reducción del 50%, además de la pérdida de tres puntos del carné de conducir. Y hay que tener en cuenta que la distracción es la primera causa de gran parte de los siniestros de nuestro país, por delante incluso del alcohol o las drogas, aunque todo apunta a que las sanciones por su consumo también aumentarán con la actualización del carné por puntos. Además, Pere Navarro también anunció modificaciones en los cursos de recuperación, para que se recuperen de golpe ocho puntos, dos más que los seis actuales.

En 2017 fallecieron 1.830 personas en accidente de tráfico en el 12º año del carné por puntos

Uno de los retos a los que se enfrenta el nuevo director de la DGT es a bajar la siniestralidad en carretera. No en vano, el ejercicio 2017 finalizó con 102.233 accidentes de tráfico con víctimas, en los que fallecieron 1.830 personas (20 más que en 2016), mientras que otras 139.162 resultaron heridas, de las cuales 9.546 requirieron ingreso hospitalario. Con estas cifras, España se sitúa en octava posición en la Unión Europea con una tasa de 39 fallecidos por millón de habitantes, pero por debajo de la tasa media comunitaria, que es de 50.

El carné por puntos debe ayudar a reducir la siniestralidad

Un total de seis de cada diez accidentes con víctimas tuvo lugar en vías urbanas, pero los accidentes con víctimas mortales se concentraron en vías interurbanas. Así las cosas, el 37% (37.493) de los accidentes de tráfico con víctimas tuvieron lugar en este tipo de vías. En estas carreteras se produjeron el 72% de las víctimas mortales (1.321), de las cuales 1.013 (77%) fueron en vías convencionales. Por su parte, en las vías urbanas se contabilizaron 64.740 accidentes con víctimas, en los cuales fallecieron 509 personas (el 28% del total) y 4.780 resultaron heridos hospitalizados.

En cuanto a las causas, 1 de cada 3 conductores fallecidos presentaba altos niveles de alcohol y/o consumo de drogas ilegales en sangre, mientras que el 29% se produjo por distracciones al volante. Y en este punto hay que volver a reiterar que el envejecido parque móvil en España no ayuda precisamente, motivo por el cual también la DGT aboga por el mercado de coches de segunda mano y ocasión. Como dato positivo, disminuyeron los fallecidos de 45 a 54 años, así como los de 65 años o más, pero aumentó significativamente los fallecidos entre 25 y 34 años: 293 frente a los 223 del año anterior. Por último, la DGT señala como otro reto al actualizar el carné por puntos tratar de proteger a los colectivos más vulnerables. A saber, peatones, ciclistas y motoristas, que ya representan el 46% de todos los fallecidos: 78 ciclistas, 359 motoristas, 49 ciclomotoristas y 351 peatones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: