Ocasion Plus
Diciembre 9, 2015

Volkswagen podría tener que vender cosas para pagar el dieselgate

Bentley

A Volkswagen se le pueden poner las cosas muy cuesta arriba como no le salgan bien las cosas. Desde que saltó el fraude de la manipulación de las emisiones, no solo ha terminado por los suelos la imagen de Volkswagen, sino también sus acciones e incluso sus beneficios. El error está siendo monumental y las consecuencias, catastróficas para la marca. De momento, han anunciado un ahorro de 1.900 millones de euros acometiendo ciertas acciones como la reducción de la enorme variedad en la gama de modelos y una reducción de las inversiones anuales de 1.000 millones de euros.

No obstante, el Grupo Volkswagen-Audi (VAG) ha pedido uno de los prestamos más brutales que hemos visto nunca: 20.000 millones de euros a trece entidades bancarias diferentes. Con este dinero, consiguen tener liquidez para afrontar todo lo que se les viene encima: llamadas a revision, demandas judiciales y toda clase de multas. Aunque están muy pendientes de Estados Unidos, que pueden ponerle una tasa de 37.500 dolares por cada coche ‘trucado’, yéndose al garete totalmente sus previsiones y poniéndole el agua al cuello. Se presenta un panorama muy turbio para Volkswagen.

Ducati Monster

El problema viene en caso de no poder hacerse cargo de la devolución del préstamo, entonces, las cosas ya no se ponen turbias, se ponen negras, muy negras. Ese préstamo tan mareante será pagado a lo largo de un año, pero si no pueden pagar dicho préstamo, ya hay rumores sobre ciertos movimientos que pueden ponerlo todo patas arriba de nuevo pues Volkswagen procedería a la venta de ciertas cosas. Según Reuters, dos fuentes cercanas a la empresa y que no han sido nombradas, dicen que habría dos fases en la venta de activos de Volkswagen.

La primera fase pasaría por la venta de la sección de ingeniería de MAN, una de las empresas más conocidas de camiones. Dicha sección está valorada entre 4.000 y 5.000 millones de euros. La segunda fase ya iría enfocada a deshacerse de algunas marcas como Lamborghini, Bentley o Ducati, aunque la que más fuerte esta sonando en todos los rumores en diversos medios es la italiana Ducati, comprada por Audi hace algo más de uno año. Es más, Volkswagen se ha visto obligada ya a deshacerse de sus acciones en Suzuki.