Ocasion Plus
noviembre 17, 2016

Toyota C-HR, apuesta arriesgada para regresar al segmento SUV compacto

Toyota C-HR

A Toyota se le atribuye el mérito de haber creado el segmento SUV con los RAV4, unos modelos que cuando se lanzaron al mercado a mediados de los 90 conjugaba un pequeño tamaño, con ciertas aptitudes off road y hasta unas mínimas aspiraciones deportivas. Poco se parece el actual RAV4 a sus primeros años habiendo crecido sobremanera en tamaño, en lujo y precio, perdiendo su carrocería de tres puertas y habiendo recibido tecnología de todo tipo, incluso versiones híbridas. Cambios que al final terminaron por sacar a Toyota de la categoría que más ventas acumulan dentro de los SUV, justamente, cuando más auge comenzaban a tener con la llegada de nuevos miembros al mercado, como el Nissan Qashqai o más recientemente, el SEAT Ateca o el Skoda Kodiaq.

Toyota está arriesgando bastante últimamente en cuanto a diseño. Parece que según la ocasión o según el modelo, dejan atrás la típica sobriedad que siempre han lucido sus modelos (descartando los cupés) y se traben con formas muy complicadas. El Toyota Mirai es un buen ejemplo, todo un alarde de valentía en cada rincón que inspecciones pero es un coche que busca romper moldes y por tanto, necesita innovar y sorprender al máximo incluso arriesgando en estética. Pero no así el Prius, otro ejemplo de cómo cambia Toyota según el segmento. Es un modelo ya establecido y jugar mucho con su imagen puede ser contraproducente, aunque ahí lo tenéis, más extraño y diferente que nunca. Sigue leyendo