OcasionPlus
OcasionPlus
junio 5, 2013

Los riesgos de comprar un coche de ocasión a “cualquiera”

Los riesgos de comprar un coche usado a un particular

La semana pasada, Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, alertaba de que aumentan un 20% las ventas de coches “en la calle”, es decir, ventas de mafias que se hacen pasar por vendedores profesionales para vender coches de segunda mano.

La asociación asegura que un 10% de las ventas de particulares son ventas pirata, lo que supone unas 95.000 unidades comercializadas cada año bajo esta modalidad fraudulenta. Gamvam advierte de que el fraude se hace, por norma general, en pequeñas reuniones entre particulares o en “concesionarios ambulantes” en los aparcamientos de centros comerciales (entre otros sitios).

Para Ganvam esta práctica supone una clara competencia desleal para los concesionarios de marca y compraventas que operan conforme a la ley. No cuentan con las autorizaciones municipales para desarrollar su actividad, no pagan impuestos ni están dados de alta en el Impuesto de Actividades Económicas, por lo que se trata de un fraude a la Hacienda Pública al evadir el pago de los impuestos relacionados con el IVA o el Impuesto de Sociedades que sí pagan concesionarios de coches nuevos y concesionarios de coches de segunda mano Y lo que es peor para el cliente final: no ofrecen NINGUNA garantía sobre el vehículo que venden.

Pero ¿por qué comprar a un concesionario de coches de ocasión? Aseguran que cuando se compra a un particular (se haga pasar por un profesional o no), el usuario no cuenta con la garantía de dos años que por ley están obligados a entregar. Pero hay cinco motivos más:

  • Contrato de compraventa y factura de la operación: un concesionario de confianza hará todo el papeleo correctamente, con su factura correspondiente.
  • Revisiones cubiertas: un concesionario que venda coches de ocasión los ofrecerá correctamente revisados.
  • Búsqueda de la satisfacción para fidelizarle: un concesionario que venda coches de segunda mano busca su satisfacción, no “estafarle una vez y no volverle a ver”
  • Fiabilidad técnica y administrativa: un concesionario de coches usados legal cumple con la ley en todos los aspectos.
  • Asesoramiento: ir a un profesional quiere decir que le asesoran y le atienden especialistas donde podrá vender coche. Y eso, se nota.

 

En conclusión, que una compra tan importante como un coche conviene hacerla con un profesional, que de garantías, un buen precio y sobre todo CONFIANZA.