OcasionPlus
OcasionPlus
noviembre 5, 2013

El apogeo de las tiendas de segunda mano en España

Venta de coches de segunda mano en Madrid

La crisis ha cambiado radicalmente los hábitos de compra y consumo de los españoles: explosión de webs para compartir coche, éxito de los bancos de tiempo, auge de las tiendas de segunda mano… sitios donde conseguir productos que ya han sido usados pero que continúan en perfectas condiciones… ¡Y a precio de ganga!

Las tiendas de segunda mano o “second hand” llevan años asentadas en otros países europeos, pero ha sido últimamente cuando han ido apareciendo en España. Ahora, con la llegada y asentamiento de la crisis, su facturación se ha multiplicado exponencialmente hasta llegar a ser uno de los mercados que más aumentan actualmente. Ropa, zapatos, accesorios, electrodomésticos, tecnología, videojuegos, muebles, joyas… Todo cabe en estas tiendas donde la variedad de artículos que se pueden “re-comprar” es inmensa.

Uno de los mercados de ocasión que más se ha incrementado es el de los coches de segunda mano, bienes de lujo (aunque muchas veces imprescindibles) que cada vez menos personas pueden o quieren adquirir nuevos. Según los datos ofrecidos por un estudio del Instituto de Automoción (IEA) publicados por Facounauto, el mercado global de coches de ocasión y seminuevos creció en septiembre un 8,1% respecto al año anterior, alcanzando las 1.209.539 unidas totales vendidas hasta ese mes.

Al mismo tiempo, este tipo de compras se han simplificado enormemente gracias a webs que permiten exponer los vehículos del concesionario para que los potenciales compradores puedan interesarse por ellos, incluso pudiendo tasar y vender el coche usado del usuario al concesionario. Un ejemplo de este tipo es Ocasión Plus, que ofrece un amplio escaparate de vehículos usados para todos los gustos y necesidades, además de la sección “Vender mi coche” donde se puede realizar la tasación online gratuita del coche usado.

En definitiva, un mercado en constante crecimiento y una opción de consumo más responsable que ya no es vista únicamente como un símbolo de poco poder adquisitivo. Y es que, con una economía en números rojos, es un periodo ideal para descubrir que existen otros modelos de consumo alternativos totalmente legítimos y fiables.

Fuente: El Referente