Ocasion Plus
abril 3, 2017

¿Dieselgate?¿qué dieselgate?

Volkswagen

Si haces trampas, al final te pillan. Y si no que se lo digan a Volkswagen y lo ocurrido con el dieselgate, aunque según las cuentas de 2016, no parece importarle mucho lo que puede estar por venir…

Desde que saltó el escándalo de la manipulación de los motores diésel por parte de Volkswagen, se ha visto y oído de todo. No vamos a entrar en detalles, pero al menos comentar la astronómica cifra que los alemanes tendrán que afrontar, a modo de sanción, en Estados Unidos: 24.000 millones de euros en concepto de reparaciones, multas y partidas que deberán ir a fondos medioambientales. Y estamos hablando de una cifra acordada con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, en Europa todavía está por ver que pasa.

Todo parecía muy negro para la empresa alemana, se llegó a comentar en las redes y en diversos medios que se estaba barajando la posibilidad de vender una de las filiales del grupo, con la mirada puesta en Bentley o Ducati, con lo que podrían conseguir algo más de margen para afrontar lo que se les venía encima, que no era poco precisamente. Pero, la virgen debe estar velando por la marca, deben tener un ángel de la guarda rematadamente bueno en su trabajo o bien… mejor omitimos esta parte.

Diésel TDi Volkswagen

El caso es que han presentado el balance de cuentas anual correspondiente a 2016 y los resultados son, sencillamente surrealistas. El pasado ejercicio a finalizado con un beneficio de 5.144 millones de euros, colocándose como el fabricante con más vehículos vendidos en todo el mundo, hasta el pasado mes de enero de 2017. Y rematan el anuncio con unos comentarios de Matthias Müller, el CEO de volkswagen AG:

‘El grupo está financieramente bien equipado para superar las consecuencias de la crisis del diésel’.

Volkswagen es uno de los fabricantes que más apostaron por los motores diésel, incluso han llegado a ganar varios títulos en competición como un Mundial de Turismo con SEAT o varias 24 Horas de Le Mans con Audi. Son el grupo automovilístico abandera del diésel y los que han puesto la primera piedra para su desaparición, o casi. Desde que todo esto dio comienzo, los gobiernos están poniéndose en marcha para crear unas nuevas normativas, mucho más restrictivas, que no serán fáciles de sortear aunque esto ya es otra historia.

Si volvemos al tema de las cuentas de Volkswagen, debemos destacar otras afirmaciones de Müller, que aseguró que todas las marcas del grupo obtuvieron en 2016 un beneficio operativo, incluso SEAT, que ha vuelto por fin a la senda de los ‘números negros’ por primera vez desde 2007, algo en lo que ha tenido mucho que ver el exitazo abrumador del SEAT Ateca, ayudado por otros factores claro.

CEO Volkswasgen


Matthias Müller, el CEO de volkswagen AG


La facturación de Volkswagen-Audi Group en 2016 llegó a los 217.267 millones de euros, lo que supone un 1,9% más, mientras que la cifra de vehículos vendidos asciende hasta los 10,9 millones de ejemplares. Vamos, que todo lo ocurrido con el escándalo de la manipulación de los motores diésel les afecta bien poco y esperan repetir este récord de ventas cuando finalice el año vigente.

Ya se están tomando medidas para que todo siga por este cauce. Para empezar, están redirigiendo sus esfuerzos a la movilidad eléctrica buscando limpiar (nunca mejor dicho) su imagen y conseguir que la percepción de la gente sea completamente diferente y han llegado a un acuerdo de cooperación con la empresa india TATA Motors, para llevar a cabo una posible alianza y entrar de lleno en los nuevos mercados emergentes y ‘low cost’, mediante el desarrollo de modelos en India.

Pero todavía hay más. Mientras Matthias Müller, el CEO de Volkswagen AG, recordad, comentaba que ‘2016 no fue la pesadilla que muchos predijeron’, Sergio Marchionne, CEO de FIAT-Chrysler Automobiles, comentaba tras la compra de Opel por parte de PSA, que no cierra la puerta a una fusión con otro fabricante y soltaba, al mismo tiempo, una pequeña perla que resulta un poco familiar por no ser la primera vez que sugiere algo similar:

‘No tengo ninguna duda de que, en el momento oportuno, Volkswagen aparecerá para tener una charla’.

Marchionne considera que la fusión de PSA y Opel amenaza sobre todo a Volkswagen, pues el nuevo grupo industrial se colocaría como el segundo más grande de Europa con una cuota de mercado del 16%, frente al 24% que ostenta actualmente Volkswagen. Las respuesta no tardaron en llegar:

‘Estamos focalizados en lo que tenemos que hacer para conseguir nuestros objetivos’.

Sergio Marchionne


Sergio Marchionne, CEO de FIAT-Chrysler Automobiles


Palabras de Müller respecto a las declaraciones de Marchionne, pero parece ser que sus objetivos, o bien han cambiado o las perspectivas de expansión que han visto son especialmente suculentas pues en la rueda de prensa donde se han presentado los resultados del año 2016, afirmaba que Volkswagen debe ser más internacional, más emprendedora y más femenina, especialmente en los altos cargos ejecutivos y, como bombazo, dijo que estaba abierto a hablar con Sergio Marchionne sobre una fusión…

No es la primera vez que el CEO de FCA ‘le pone ojitos’ a Volkswagen y una fusión entre FCA y VAG siempre se ha visto como un odisea, algo imposible de realizar pero ahora, no descartan hablar de ello. No es una fusión, pero que estén dispuesto a sentarse a dialogar sobre el tema ya es un paso adelante. Aunque Müller se quejó de un pequeño suceso…

‘Sería muy útil que el Sr. Marchionne me comunicara a mi sus consideraciones y no sólo a vosotros (refiriéndose a la prensa)’.

¿Por qué este cambio de opinión? El mercado yankee tiene mucho ver, dónde Volkswagen no pasa por su mejor momento y las acciones americanas de FCA (Chrysler, JEEP, Dogde y RAM) son un acicate para Volkswagen, que se convertiría en el primer fabricante de automóviles del mundo por delante de Toyota.

De momento no hay fusión que valga, Müller simplemente está dispuesto a hablar con Marchionne, nada más. Pero hay que tener en cuenta que Volkswagen lleva tiempo detrás de Alfa Romeo y que JEEP también les ‘tira’ bastante. Lo que sí está claro, es que el dieselgate les está afectando al resto de marcas más que a ellos mismos.