OcasionPlus
OcasionPlus
Noviembre 7, 2013

Consejos para conducir con lluvia o con la carretera mojada

Consejos para conducir sobre mojado

Ahora que estamos inmersos en pleno otoño, los cambios repentinos de tiempo y la aparición de las primeras lluvias o nieblas que humedecen el asfalto, nos recuerdan que es muy importante repasar algunos consejos para conducir con seguridad bajo estas situaciones.

Para ello, desde Ocasión Plus te ofrecemos el siguiente listado de puntos básicos a tener en cuenta cuando nos dispongamos a conducir sobre un pavimento húmedo o mojado:

  1. Revisa los neumáticos: éste es un consejo válido para todas las circunstancias, dado que el neumático es el único pie de apoyo de nuestro coche con el suelo. Con lluvia, asegúrate además de que cumpla estrictamente con la profundidad del dibujo (nunca menos de 1,6 mm.), la presión, desgaste irregular…
  2. Mantén a punto los frenos y amortiguadores: es otro punto básico en cualquier circunstancia, pero hay que tener en cuenta que, en terreno húmedo, las distancias de frenado se multiplican.
  3. Vigila la iluminación: tan importante como ver es ser vistos. Además de las luces de posición, cruce y carretera, comprueba las luces de freno, los antinieblas e intermitentes.
  4. Inspecciona las escobillas: de nada sirve tener el coche a punto si no vemos a través del parabrisas. Los limpias son gomas que se cuartean al sol (especialmente si aparcamos en la calle), así que durante el verano suelen deteriorarse y no nos damos cuenta hasta que tengamos que usarlas.
  5. Adecua la velocidad, aumenta la distancia de seguridad y evita movimientos bruscos: ten en cuenta que el agarre disminuye y las distancias de frenado se disparan. Evitarás además el acuaplanning, “comerte” la neblina que va soltando el coche de delante, y perder el control en un derrapaje.
  6. Ten en cuenta que las primeras gotas en el asfalto con las más resbaladizas: el agua se combina con el aceite, arenilla (barro) y otros agentes que crean una fina película ultra-deslizante.
  7. Sigue las roderas que se crean por los demás en la calzada: el agua no estará encharcada y el agarre será algo mejor.

Por último, si te sientes cansado o la lluvia es demasiado intensa, no dudes en parar en un área de descanso y tomarte un rico chocolate caliente. En definitiva, utiliza el sentido común y sé cívico y respetuoso con los demás y contigo mismo. Recuerda que lo importante es llegar ;)

Y tú, ¿conoces algún otro consejo que quieras compartir con todos nosotros?